Salar de Uyuni. día1

Ustedes se las dan de alcoholicos pero esto es realmente conmovedor, esto es puro amor al trago. Al Salar de Uyuni viajamos en una caravana de 15 personas repartidas en 3 camionetas, presenciamos de todo por el camino: un japonés le propuso matrimonio a su novia peruana, se descubrieron paternidades y se hicieron las acostumbradas tomas con efectos de reflejo en el salar, cada uno se tomó su selfie para redes y posó sin mucho reparo con unos dinosaurios de juguete; sin embargo estos dos amigos decidieron hacerle un fotoestudio a la tercera botella de Old Parr que llevaron consigo, no llevaban mucho equipaje pero a la mano siempre tenían la copa presta, y siempre le pedían al guía consejos para hacer que el whiskey fuera el protagonista de sus tomas. Ninguno se tomó foto solo, siempre posaron con su botella. El único inconveniente fue que este par de compinches iban compartiendo camioneta conmigo y todo comenzó a empeorar cuando me fijé que el conductor estaba igual de entusiasmado con el Old Parr, como todos en la camioneta. El conductor se empezó a dormir en pleno salar, lo bueno fue que no hubo nada contra qué chocar.

 

26230897_10155445602812858_6584118914938374655_n.jpg

Anuncios

Febrero 1

Feministas, vayan a las cantinas: los baños son unisex, los Borrachos son de un solo género y la rockola es la máxima expresión de la democracia. No sólo feministas, todos…